Bi Polar

domingo, 23 de agosto de 2009

La Gran Bretaña, la cultura pop y los descuidos / Great Britain, Pop Culture and Forgetfulness

.

Ya hemos vuelto de viaje y les tengo que decir que ha sido muy provechoso. Además de estar en Chipre, volvió el sensualista a Inglaterra -perdonen los puristas: es más fácil que decir el Reino Unido o Gran Bretaña- y le ha vuelto a fascinar por un aspecto único que tiene: es EL PAÍS PERFECTO PARA UN EXCÉNTRICO.

Lo que me gusta de Inglaterra es la capacidad de que se vale para unir tradición y renovación. Con esta última palabra me refiero al mundo de la música
pop. En una calle céntrica de Liverpool vi un club -una dijoteca, vamos- dedicado a la música de los 90 llamado Old Skool; a los pocos metros, le hice una foto a otro club que se llamaba Saturday Night Fever. The 70s, y, finalmente, en la misma calle también fotografié la puerta del The Tube. 80´s Bar. Pero no les voy a enseñar a ustedes las fotos de estos sitios.

En la misma ciudad no podía faltar el museo dedicado a los Beatles, con mejor gusto que las innumerables tiendas de recuerdos de los cuatro melenudos. También le hice una foto al entorno del lugar y a su curiosa mezcla de edificios de la Revolución Industrial y de flamantes rascacielos de cristal; sin embargo, no les pongo aquí la foto, no.

En pleno centro de Manchester hay un edificio de, al menos, tres pisos -Affleks Palace- lleno de tiendas de ropa, música, carteles
pop y locales parecidos relacionados con lo que se supone es alternativo; lleva abierto más de veinte años y nunca le ha faltado público. También le hice fotos, pero me es imposible mostrarles aquí esas imágenes.

La señora, ya entrada en años, que me albergó en su casa de Manchester en mis tiempos de joven estudiante de Inglés hablaba de los nuevos grupos que salían a mediados de los 80 -la recuerdo mencionándome a Prefab Sprout- mientras que mi querida madre, que vive en este mundo pero en
Ep·pañia, ignora quién es Bob Marley, por ejemplo. El sensualista tenía unas fotos muy entraniables de aquella señora hechas este verano en su jardín, pero se encuentran en paradero desconocido.

Recuerdo de mis primeras visitas ver puestos de discos
(singles, maxis y, discográficamente hablando, lo que se terciara) en medio del mercado callejero de Chesterfield, que no llegaba a los cien mil habitantes, junto a los puestos de frutas, verduras y, cómo no, de antigüedades. Y ahora he visto en los mercados de Brick Lane, el barrio de moda de Londres, los tenderetes de discos (incluidas las ediciones limitadas) en medio de los de la ropa retro y, claro, de los de antigüedades. Hice varias fotos del mercado este; solo que deben de andar, concretando un poco, por algún lugar de la península de Karpasia.

En cualquier supermercado de barrio, la revista New Musical Express, supuestamente consagrada a la música
pop menos comercial, ocupa un lugar llamativo al lado de los diarios más sensacionalistas y a los semanarios de cotilleo más vendidos. La península de Karpasia está en la isla de Chipre.

Si uno viaja el noroeste de Inglaterra, una visita obligada para el aficionado a los discos es la tienda Piccadilly Records, en Manchester. En ella, además de encontrarse su propio
fanzine (¿ein?), todos los discos llevan su pegatina con un texto redactado por los mismos dependientes en el que se informa sobre el tipo de música, origen de los intérpretes, etc, del disco en cuestión. No se trata de una franquicia como otras tiendas de música de las muchas que se ven por todo ese país. Le hice una foto a la puerta de la tienda, foto que tuve en mi poder hasta el 11 de agosto pasado.

Hay que reconocer que en Londres se vive cierta obsesión por ser el más moderno /
cool / hip / trendy / with-it... Que uno no se explica la atención que se le presta a los nuevos grupos que plagan el panorama de allí aunque tampoco entiende cómo hace tiempo que han perdido difusión por el resto de Europa. No le hice ninguna foto a ningún conjunto musical de allá, pero da lo mismo porque la habría tenido por última vez en mis manos en una gasolinera de la localidad de Dipkarpas (en turco) o Rozokarpaso (en griego).

Esta es una es una de las poquísimas entradas sensualistas que no tiene imágenes. Pues.. Me podrían responder ustedes a alguna de las siguientes preguntas: ¿Qué les parece la tradición y la modernidad en la Gran Bretaña? O... ¿Qué les parece la música
pop inglesa de ahora y de siempre. O... ¿Han perdido alguna vez una cámara fotográfica con más de cien fotos chulas en su interior?

.

15 comentarios:

theodore dijo...

Cielo santo, polo, qué terrible. Sorry for your loss :-(

Ah, UK, paraiso musical donde los haya. No solo por la cantidad de música que produce sino por COMO la produce. Singles, maxis, ediciones limitadas, diez pulgadas, gatefolds, picture discs...desesperante para un coleccionista. Menos mal que yo con los años me he relajado bastante, y la crisis (antes de la financiera, la del pirateo) ha recortado tanto desmadre, pero cuando me da por investigar, me sigo tirando de los pelos de ver la cantidad de material interesante que siguen editando.

Solo conozco Londres, que es la capital del "mogollón" en todos los aspectos, así que ahí no es raro ver tiendas de discos de todo pelaje y rastros llenos de puestos musicales. Pero siempre me ha fascinado eso que cuentan (contáis) de lo presente que está incluso en las ciudades más pequeñas.

El pop inglés en todas sus variantes es lo mejor del mundo mundial, y por ello (y con razón) se lo tienen tan creido.

Posteando de UK y el título solo en español?? ;-)

Polo dijo...

Carambita, gracias, Teod, por recordarme lo del título.

Pues sí... Para un coleccionista es la desesperación y el paraíso. Pero lo guays del tema es que tienen público para ello...

Si tuvieras la ocasión, te animo a que visites algo del norte inglés. Lástima que ciudades como Manchester o Liverpool no sean atractivas monumentalmente - me refiero a catedrales y demás.

Las más, ejem, bonitas son ciudades pequeñas como York, Chester o Durham... Pero seguro que no les faltan discos.

¿Has visto lo de Piccadilly Records?

Y carambita también con lo del mejor pop del mundo. Me gustaría plantear, sin embargo, si es cierta mi impresión de que no se difunde tanto como hace 15 años para atrás.

Gracias por tu rápida respuesta.

Breckinridge dijo...

Pero hombre de bien, ¿quién te ha quitado la cámara? Dímelo que le doy...

Ay el Reino Unido, mi segunda patria! ¿Qué quieres que te cuente? Lo describes muy bien. A mí me fascina la obsesión con la modernidad y el apego a la tradición, la visión de futuro (todas las invenciones de ingenería financiera son suyas, las buanas y las malas) y el pánico a la innovación (con sus enchufes de tres patas, con fusible, antediluvianos). Es un país con una gente que es lo mejor (mi chico, por ejemplo) y otra que es lo peor (la violencia latente es terrible).

Sobre el pop qué quieres que te cuente que tú no sepas mejor que yo. De Nick Rhodes a Steve Strange (¿quién se acuerda de él?) pasando por Steps y las Sugababes. Y Prefab Sprout. ¿Será suya LA canción pop perfecta? ¿Eran británicos o irlandeses?

Y totalmente de acuerdo con lo referente a las ciudades del norte, son una maravilla. La colección de catedrales es fantástica. Este año me quedo sin ir a ver s mis in-laws, que viven muy muy al norte de Inglaterra...

A ver si aparece la cámara. Y benvingut.

polo dijo...

Moltes gràcies per el teu sustanciós comentari. M´agrada tantíssim el català, amic Breckin´!

¿Prefab Sprout? Británicos de Newcastle, creo. From Langley to Memphis... el título del álbum del que salieron sus singles´más vendidos... Langley Park era el parque donde ellos jugaban de chiquitillos.

¿Steve Strange? Muchos nos acordamos de él. El chico que me acogió (estuve seis días durmiendo en el suelo más feliz que nadie en el centro de Londres) se dedica a cosas de moda y me contó que hace poco estuvo en una fiesta rivaival de Nuevos Románticos y estuvo el susodicho Steve Strange.

La cámara me la quité yo solito, que tengo la concentración en la punta de... los pies. Pero, aunque les desaparezcan las cámaras, Damned Don´t Cry.

Si puedes, dime en qué muy norte están tus in-laws.

Gracias de nuevo por tu comentario.

Breckinridge dijo...

Mis in-laws están en pleno campo muyc erquita de Berwick-upon-Tweed, que es frontera entre Escocia e Inglaterra. Mi suegra es escocesa, de Glasgow (gran ciudad pero eclipsada por Edimburgo, que es perfecta, o casi), mi suegro inglés, de más al sur. A mí me encanta ir allá y llenarme de lluvia, de verde, de olor a perro mojado (me encanta ese olor) y a caballo (aunque no sé montar). Me gusta muchísimo. Hay una playa preciosa a la que vamos a diario a pasear, se llama Goswick, escribí sobre ella muy al principio de un blog.

Prefab Sprout eran buenísimos. Carlos Berlanga, preguntado por su canción favorita de todos los tiempos dijo "cualquiera de Prefab Sprout". Y Steve Strange es extraño, el pobre, pero tuvo su momento. Ahora vive de las rentas de Visage, pero mejor eso que arrastrarse por los escenarios.

Ojalá aparezca tu cámara...

Man About World dijo...

Me alegra tanto que puditse distrutar de las vacaciones aun sin la maquina...

Y tambien que te pude invitar a compatir el mis piso durante unos pocos dias.

Que pena que no tienes fotos de Caligula, la discoteca de moda donde fuimos. Ya sabes que en mi blog podras conectar con todas las noticias y imagenes de ese mundo cuando quieras...

polo dijo...

Yes; it´s a real shame I´ve lost all photos at Caligula (the lovely weird outfits!) and so many others...

That didn´t stop me from having some more-than-enjoyable hols. And thanks to you indeed.

"Pocos días" at your place you say? Don´t say that or else I´ll be right back in a fortnight!

calerolopezalfonso dijo...

Ahhh Pablo que coraje de la perdida de las fotos!!! Cada vez que iba leyendo me daban mas ganas de ver las imagenes y de seguir leyendo para ver que paso con ellas! Que buena estrategia bloguera.. eso de la mini-intriga funciona perfectamente. Espero que al menos el viaje quede en el recuerdo.. Te sigo la pista en el blog. Abrazos

polo dijo...

Muchas gracias, Alfonso, por tu primera visita y espero que no la última. Y gracias por tus elogios.
Ahora voy a disfrutar leyendo tu blog.

Zara dijo...

Siento lo de la cámara. Yo llegué hoy de viaje y me daría mucha lástima no poder ver todos los rincones que he intentado robar del laberinto donde estuve.
Por cierto, aprovecho para comentarte, porque no sé dónde hacerlo, que si no te suben los comentarios a nuestra página a la primera, insiste. Sale un aviso, pero como está en rojo con el naranja no se ve.

coxis dijo...

"Es un país con una gente que es lo mejor (mi chico, por ejemplo) y otra que es lo peor (la violencia latente es terrible)" suscribo lo que dice Mr Breckinridge al 100%.

A mí se me perdieron unas gafas de sol, pero cámara de fotos no...

Polo dijo...

Zara: gracias por tu comentario. ¿Cuál es el laberinto? Estoy esperando ansiosamente una nueva entrada Naranja.

Coxis: Gracias de nuevo. Pues unas gafas de sol: ¡quién perdiera nada más que eso! Ay, el Reino Unido: creo que a ti también te da de comer... siquiera indirectamente.

cristina dijo...

cuanto siento lo de tu cámara, una lástima....y enhorabuena porque el artículo asi te ha quedado muy bien hilado,lo has resuelto muy bien, claro que de ti no se espera menos.
Me ha gustado mucho.
Besitosss
A ver si tengo tiempo y escribo algo , de mi viajecito, me has dado envidia.

polo dijo...

Gracias, Cris.

Tu viajecito merece YA un texto en tu divertido blog.

Espero verte por aquí... y por allá.

Anónimo dijo...

آه! أخيرا وجدت ما كنت أبحث عنه. احيانا يستغرق الكثير من الجهد للعثور على قطعة صغيرة مفيدة حتى للمعلومات.