Bi Polar

lunes, 23 de agosto de 2010

Viaje por países pequeños (IV): Qatar ............... / Travelling around Small Countries (iv): Qatar

.
Estamos de vuelta del periplo asiático. Lo más reciente han sido tres días en Qatar. ¿Qatar? Sí: un antiguo protectorado británico localizado al este de la Península de Arabia, independizado hace 40 años y convertido en paradigma del petrodólar. Porque el dinero, la riqueza, la opulencia, la ausencia de conflictos, son norma en el Estado de Qatar.

Una canción maravillosa

¿Cómo fueron treR días en Doha, capital del emirato?

DÍA 1

Aterrizaje en el moderno aeropuerto de Doha. Comprobación de que los encargados qataríes no hablan sino que hacen pasar con gestos manuales, piden la credit card directamente para cobrar el importe del visado y dan la vuelta de una compra en riyals qataríes sin despegar los labios.

Llegada al mediodía al Gulf Horizon Hotel. Conversación con el personal del establecimiento, de nacionalidad nepalí casi en su totalidad. Verificación de que en Qatar la población inmigrante triplica a la nativa. Relax en la espaciosa habitación presidida por un cartelito en el que se indica hacia donde situarse para orar y cumplimiento del ayuno voluntario siguiendo el Ramadán.

Primer paseo por los zocos tradicionales probando los 40 grados a la sombra que duran todo el día. De noche, paseo entre los impresionantes rascacielos de la zona conocida como West Bay.












¿Es Houston? ¿Es Shicagou? ¿Es Madrís? No. Es el petrodólar.


(El sensualista colecciona recortes de prensa y miren ustedes arriba a la derecha lo que encontró recientemente: la superficie de West Bay, prácticamente vacía de edificios en 2006. Es cierto, pues, que esas espléndidas moles se han construido todas en los últimos cinco años).

Mola La Morería. En serio:

DÍA 2

Descanso de la dura vida del turista aunque aquí hay pocos turistas. Visita al centro comercial Villagio, en las afueras de Doha. Alucinación con el lujo y exquisitez del diseño. Inmensa mayoría de los establecimientos cerrados hasta ya entrada la noche en cumplimiento del Ramadán.












¿También cerrado? Pues miraremos al cielo... del centro comercial


Vuelta en uno de los taxis celestes, conducidos por indios o pakistaníes. Calor de 35 grados durante toda la noche. Visita al muy chulo zoco Souq Waqif, respetuoso con la arquitectura árabe tradicional y refugio de sufridores de los 35 grados que se padecen durante toda la noche. Paseo por tiendas, teterías, restaurantes y terrazas.


Más vida secreta de... Arabia

DÍA 3

Preparación para un programa apretado. Visita al Museo de Arte Islámico, magnífico por dentro, por fuera y también en su emplazamiento; nueva comprobación de que los qataríes no suelen utilizar la boca para hablar. Éxtasis con las obras de caligrafía árabe y estudio de los numerosos objetos procedentes de la Península Ibérica.


No se lo pierdan

Paseo por la West Bay de Doha, la zona de los rascacielos, en coche alquilado para la ocasión. Deducción de moraleja: haber cometido la equivocación de este alquiler -de supuesta limousine- en lugar de ir en un taxi de los normalitos. Fuerte impresión al contemplar los edificios de cerca a la luz del día.




Sí: los rascacielos se construyeron en los últimos cinco años. Los coches, casi todos 4 x 4.



Cita para llevar a cabo una incursión hacia el desierto en dirección sur en un imponente 4 x 4 conducido por un chófer qatari, que, cuando habla, demustra dominio de la lengua inglesa. Final brusco de la carretera asfaltada e inicio de piruetas, derrapes y lanzamientos excitantes por las dunas. Nueva comprobación de que, entre los paisajes más atractivos del planeta Tierra, se encuentran estas formaciones de arena de verdad. Re-corrido por dunas inusualmente grandes. Vistas sobre mares interiores. Avistamiento de territorio saudí. Éxtasis al contemplar el ocaso.










¡Oh! . . . . . . . . . . . . . . . . . . Ah, el lago interior













¡Qué curvas! .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Cae la tarde y me olvidé otra vez...


DÍA 4

Transporte al aeropuerto en camioneta como cortesía del hotel. Consideración de que no tiene gran mérito puesto que el combustible es cinco veces más barato que en Europa. contemplación en el control de pasaportes de la cola situada frente al mostrador que ostenta como título LADIES VERIFICATION. Asombro y conmoción del viajero al comprobar que es la cola para las mujeres cubiertas de negro de arriba a abajo. Reflexión sobre el hecho de que Qatar es uno de los países donde más se promueve el desarrollo profesional de la mujer. Despedida en el desierto.


Como CONCLUSIÓN, diremos que no hay una sola Morería, que Qatar tiene poco que ver con Marruecos y, de hecho, el árabe magrebí no se entiende en la Península de Arabia.

Esta parte del mundo no tiene problemas con robos ni con miserias económicas. La crisis financiera ha afectado mínimamente a Qatar. Así, ¿quisieran vivir ustedes un añito en este país? ¿O se conforman con los treR días que se tiró allá el sensualista? ¿Es que no le gustaron las imágenes? ¿Las canciones, tampoco? ¿No conocen a deportistas que han trabajado en Qatar? ¿Ni más canciones relacionadas con Arabia o con el desierto en general?

¡A ver si un año de estos tienen que irse allí a hacerle una visita al sensualista!

¡Pero si parece un pasodoble!

.

18 comentarios:

Squirrel dijo...

Qué maravilla el desierto... Me encantae sa escena de Laurence de Arabia cuando le preguntan por qué le gusta tanto el desierto y contesta "porque está limpio".

Yo ya he tenido mi dosis de mundo árabe, así que la respuesta es no, no viviría un año en Qatar. Pep Guardiola jugó en Qatar después del escándalo del doping, ¿verdad (que de lo del doping os hemos olvidado)? Y canciones... me viene de inmediato "Gran Ganga", que no es para nada árabe sino tiraní, pero ya se sabe de qué pie cojeo.

Bienvenido!!!

polo dijo...

Gracias, squirrel, por la bienvenida. O debiera decir erratic squirrel.

El paisaje del desierto es maravilloso. Confirmo la opinión de Laurence. Pero, además, tiene una gama de colores tan sencilla y tan llena de suavidad que me ha llevado a volver a revisar hace nada -eso sí es redundancia- todas las fotos tomadas allá.

La arena es verdaderamente pura. Se deshace en las manos. Tiene fuerza: al llegar a mi casa, todavía salía arena en estado puro de los zapatos, de la cámara de fotos y hasta de la pequeña cartera que me intentaron robar en el metro de Madrid. ¡Que viva España!

Las canciones... Yo tampoco he encontrado nada decente y conocido. Me gusta mucho "Gran ganga" (musicalmente, claro), pero es cierto que es tiraní. Un laberinto.

¿No vale "The Secret Life of Arabia" por todas las canciones del mundo sobre ese tema?

Ah, Pep. Justo antes del viaje di con una entrevista de poco después del affaire dopaje y el hombre se explicaba de tal modo que desmontaba toda la historia. Ma chi lo sà?

Pues yo sí viviría un año en Qatar pero no creo que más.
.

Jessik_Bokis dijo...

No encuentro las merecidas palabras para comentar esta magnífica entrada. Aún estoy con la boca abierta... a pesar de esos 35 grados, no t eimaginas cómo me hubiese gustado experiemntar lo que tú has experimentado. Qué grande eres POLO!!!

polo dijo...

Gracias por tus elogios, bokis.
Pablo significa "pequeño" en griego, de donde viene como nombre, así que muy grande no puedo ser, je je. Gracias a tu juventud, tú sí que eres grande, Bokis.

En el viaje de ida con destino Katmandú, hubo una desconexión de aviones y me hicieron pasar una inesperada noche en Doha. Pues bien: desde el aeropuerto nos metieron en una camioneta refrigerada, que nos trasladó a la misma entrada del hotel; el mismo proceso pero al contrario sucedió para marcharse de Doha. Quiero decir con esto que no hubo manera de 'degustar' o de comprobar qué se siente con 40 grados por la noche o con 35 a primera hora de la mañana. Me quedé con ganas de sentir cómo era eso.

En los 3 días de estancia narrados en el texto tuve oportunidad de comprobarlo. A mí me gusta el calor, pero, tanto, tanto, creo que no. Iba en busca del aire acondicionado después de un paseo nocturno de un cuarto de hora.

Espero que pronto tengas tú ocasión de probar sensaciones en parajes lejanos. Me he arrepentido tantísimo, Bokis, de viajar por Europa -sobre todo, Inglaterra y España- cuando he sido veinte y treintañero. ¡Me perdí lugares del mundo mucho más interesantes! Interesantes por lo distintos a nuestra rutina. Moraleja: hay que viajar fuera de Europa.

Espero leerte pronto. Me gustaría que me contaras cómo te va y a qué te dedicas últimamente. Un beso.
.

Jessik_Bokis dijo...

En efecto Polo, tengo eso muy claro, ya viajaré por los sitios comunes "EUROPEOS Y NACIONALES" cuando sea más vieja... ya que es mucho más fácil acceder a ellos, yo decidí hace poco que iré, ahora que tengo fuerzas, mucho más lejos y a sitios más inaccesibles.

Sobre mi vida... te mandaré un privado al "FACE" comentándote todo lo bueno que ahora me ocupa. Gracias por interesarte por mi.

Un abrazo fuerte!!!!

polo dijo...

.
Me alegro, Bokis, de que estés por conocer lo cercano cuando estés mayorcita. para eso queda muuuucho tiempo.

También me alegro de que informes en un sitio más discreto aunque no tengo ni idea que es el FACE. Federal Abstract Community Espace? Je je.

Un saludo.
.

theodore dijo...

Oye, qué buena la selección musical. La Bowie, la Susi, piticos, la Lauren... mola. La de Bowie es una maravilla, aunque yo siempre ecuché más la de la Pili (Mackenzie) con BEF.

Y el desierto es impresionante. Los rascacielos son feos e hipnóticos a la par. Tiene muy buena pinta todo. Aunque me da un agobio (desierto de aGOBIo?) pensar en el calor tan terrible de la zona, no creo que aguantara mucho yo por ahí. Más de treR días explorando la Morería sí que me gustaría, sí....

Besicos

Sybil K dijo...

I'm glad you got to visit tiny Qatar. It was great that you had time to include a trip sand duning to the Inland Sea. There is nothing more exciting! Also, loved your Museum of Islamic Arts pics! Happy travels!

Alforte dijo...

He disfrutado muchísimo con esta entrada, me quedo con la belleza arquitectónica, pero sobre todo, con la natural del desierto, quien lo construyó tuvo que ser un ingeniero-diseñador del copón!!!
Y sobre todo gracias por compartirlo, así nos ahorramos las noches en vela con 35 grados, por dio!!!!!
Cualquier tema del album de Anne Dudley con Jaz Coleman, o cualquier otro con la voz de Natacha atlas iría de perlas como fondo a eas imágenes.
Welcome Back Kisses

polo dijo...

.
Agradecimientos varios para Abd-Al-Tiotoro por sus elogios musicales.

De toda la vida me ha encantado (mucho) "The Secret Life of Arabia", una de las más chulas de todo el álbum Heroes, que ya es poner alto el listón, ¡carambita!

¡Qué modernos en los ochenta! ¡Oyendo antes la versión de Pili Mackenzie (Associates?) en British Electric Foundation! ¡Qué pena que por aquí no hubiera ningún grupo que se llamara Hidroeléctrica Española! ...aunque, como todo moderno tenía un grupo, seguro que había uno de nombre parecido, je je.

Déjame decir que la de piticos no tiene piticos. Me gusta porque son ritmos, con muchos tambores y hasta marcha. Además, viene de la mim·mísima Doha.

Es difícil de describir la sensación de estar en el desierto. Desierto con dunas, por favor, que otros tienen una sosura... Son medias lunas perfectas y tocar esa arena es una delicia por no hablar de los atardeceres tan chulis.

Después de ver tantos paisajes por Cuchu Pichu, Strogonoff, Alí Babá, Tambakunda y Bramaputra (falta Chong-Ping, claro), sigo pensando que el panorama más bello que he visto en mi vida fue un oasis en Tunez. ¡Viva Túnez!

¿La calo´? Me advertían de las altas temperaturas los empleados del hotel. La respuesta era: "¡Tranquilos, que en el sur de España a las 5 de la tarde también hace lo suyo!". Visiten Córdoba en julio y agosto, señores.

Corto ya, que el comentario al comentario supera con creces al comentario en longitud y, a este paso, al propio texto del bloggy.

Más besicos.
.

polo dijo...

.
Oh, Sylbil, thanks very much for your comment here. It was a pleasure to read your blog - below I´ll recommend it to my Spanish-speaking readers.

"Duning" is such an enjoyable activity. You know I couldn´t resist rolling myself down a massive dune, the one that encircles the biggest inland see? It´s even filmed!

Happy travels to you too!

Queridos comentaristas: échenle un vistazo al divertido (y conciso e ilustrado) ´blog´ de Sybil K. Podrán viajar con la mirada.
.

polo dijo...

Oh, pero sí Abd-Al-Forte. ¡Qué bien que nos estamos arabizando todos!

El diseñador-ingeniero no sé si era de El Copón. El arquitecto del preciosísimo Museo de Arte Islámico de Doha viene de Chong-Ping y es bastante conocido para los que saben del tema. Seguro que erraticsquirrel es casi amigo suyo.
Se llama I.M.Pei y, si queréis, saber más...
http://es.wikipedia.org/wiki/Ieoh_Ming_Pei

Respecto a loh raj·jacielos, me gustaría, Abd-Al-Forte, que abrieras el enlace que hay en la palabra Doha en el texto. Aparece una foto reciente del skyline; en ella ¡faltan edificios! Es verdaderamente increíble que, en solo cinco años, hayan construido todas esas maravillas. Era uno de los principales motivos de mi estancia en Doha.

¿Te dará alegría si te digo que llevo media hora escuchando a Anne Dudley -de Art of Noise, ¡carambita!- con Jaz Coleman y sus tonadillas moras? Es una de mis debilidades: la música de habibis. Gracias por tu descubrimiento.

Uno de mis álbumes favoritos de toda la vida es Arabic Classics for Clubbers, que es bastante más pachanga -pero muy bueno- que este Songs for the Victorious City y que Natacha Atlas.

Las noches eran más en vela por el frío groenlandés que salía del aire acondicionado. De hecho, la cama tenía su colcha gruesa y acabé con la garganta tocaílla. Surrealismos del mundo. Eso sí: en la calle, la sensación era difícil de creer.

Un saludo viajero.
.

Alforte dijo...

Claro que me llena de alegría Polo ;-)
También hay un disco de dance-remixes de grandes artistas africanos (Khaled,Mory Kanté,Rachid Taha...) que en su momento no dejaba de escucharlo y pincharlo.
No se si lo conocerás, del sello "Going Global Series" el album "Voila!"

Anónimo dijo...

.Gracias, Al-abd-Forte. Escucharemos Voila! porque, al menos, Khaled y Taha me gustan mucho.

Aprovecho este comentario para contar algo que no cabe en el texto: el Málaga Club de Fútbol es propiedad del hijo del emir de Qatar. Por si los malacitanos no lo supieran.

Así que... akhlan wassakhlan!
.

amaranta dijo...

Tu viaje es original, por no muy corriente, quiero decir. De Nepal, antes de leer el blog, apenas sabía nada (montañas altísimas que los occidentales ponen empeño en dominar, religiones orientales...). Y de Qatar "petrodólares" y poco más.

El desierto me atrae, bien es verdad que apenas lo he pisado "de verdad". La primera vez fue un desierto sui géneris, el de Almería; pero creo que reúne las características de los otros desiertos: la pureza de las formas, la inmensidad que abarca la vista, la extremosidad -climática, en formas de vida-.

El desierto es el reconocimiento de la soledad (y su contrapartida, la esperanza del encuentro con los otros -el oasis-). Otra vez hice la típica excursión turística al desierto de un país árabe, y por la aglomeración de gente y la tontería de montar en camello se estropeó para mí lo más precioso.

Me gustaría viajar durante un tiempo por el desierto (para eso tiene que ser extenso, como el arábigo o el africano) y sentir su fuerza. Creo que la mirada, como la del Laurence de la película, se llena al recibir el vacío y la luz del desierto. Gracias por escribir sobre él.

Me gusta Khaled, su intensidad, su ritmo alegre y triste a la vez. Quisiera poder escucharlo de nuevo.

Espero con ganas tu relato de la otra parte del viaje, la del Nepal.

polo dijo...

.
Gracias por reaparecer, Amaranta (A propósito, ¡que me gusta tu sobrenombre!).

De Nepal sabemos poco a menos que se conozca a gente de allá o se lean noticias escondidas de Asia.

Dejo ideas para estos comentarios con el fin de que el texto no salga todavía más largo. Hay que decir, pues, que los españoles son mayoría en los turistas de Nepal: sorprendentísimo. Continuament se oye castellano y catalán por las calles turísticas de Katmandú y de Pokhara.

En el muy agradable zoco Souq Waliq de Doha (Qatar) me crucé con dos chicas españolas sentadas en una terraza y pegadas a los ventiladores de las que salían gotitas de agua.

Poco después, vi a un matrimonio occidental con hijo, muy guapos, por cierto. Y oigo decir a la mujer "¡¡¡Vamos a un sitio con aire acondicionado!!!"

Aciertas en tu definición del desierto: la pureza de las formas, la inmensidad que abarca la vista, la extremosidad -climática, en formas de vida-. Añadiría "la EXTRHERMOSIDAD" porque es una maravilla.

Si vieras lo raro que era cómo, bruscamente, se cortaba la carretera de perfecto asfaltado. Un corte radical que dejaba paso a la nada. La nada era todo: arena fina, blanquísima, huellas de otros vehículos 4x4, ausencia de caminos visibles.

Esa especie de safari desértico va más allá de lo que tú llamas la tontería de subirse a un camello.
Me quedo intrigado por saber en qué país árabe hiciste, según tus palabras, "la típica excursión al desierto." Ah, sabes que tenemos el canal polosensualista@yahoo.com para comunicación personal con los sensualistas.

Claro que habrá texto sobre Nepal. Ahí ando preparándolo. Llegará. Un saludo.
.

Jessik_Bokis dijo...

FACe/FB: Facebook...jejej

polo dijo...

.
Je je, Bokis. Después de unos cuantos días pensando, ya caí en la fuenta. Miraré el FB pues para ver si llegan tus noticias. :-)
.