Bi Polar

domingo, 18 de febrero de 2007

Difícil de explicar / Hard to Explain

.
Se nos ha pasado un comentario sobre San Valentón, pero siempre hay un tema sobre el que dar vueltas para mantener este blog si es que, al final, no nos mudamos, procastinadores todos...

Un anticipo de un dudario más concreto y menos prudente a la hora de polémicas. Y para polémicas, la politikk.

A alguien que no haya vivido en España le resultaría entender esto de los estatutos de autonomía y más difícil resultaría tener que explicarlo.

Estamos escarbando en el hoyo del localismo. Se promociona -en el sentido más negativamente comercial de esta palabra- profundizar en lo propio sin saber muy bien qué es ese hecho diferencial.

¿El cante flamenco? Vámonos a La Unión (Murcia) o a cualquier pueblo extremeño. Vamos a pensar de dónde venía doña Concha Piquer. ¿El olivo? En Italia dicen que es lo que les distingue a ellos. ¿El Guadalquivir? Muy importante para la gente de Almería y de Málaga. ¿El presidente Chaves? Sí, ese es un claro desecho diferencial: el ministro con que ha crecido más el paro obrero en toda la historia de un país.

Menos prudente: estudiar la cultura propia es la gran equivocación. Hace falta indagar en las culturas supuestamente ajenas para ver que se pueden acortar o, al menos, entender los abismos entre los seres humanos. Las costumbres de la zona propia no hay que propagarlas sino vivirlas; si es que merecen la pena, claro: por el mera circunstancia de practicarse en un sitio, no son admirables.

Un poner: no sé qué pensarán los serranos de Aracena cuando se les plantee que no hay que estudiar demasiado las costumbres de sus vecinos de Fregenal en Badajoz.

Menos prudente todavía: lo de 'Andalucía' me suena a invento caciquil.
Pensemos, pensemos...

Uf, me he quedado a gusto después de saber que solo tres de cada diez censados en Andazulía da su aprobación a la Estatupidez. Pensemos: al 70% le trae al pairo.

FINAL FELIZ DEL NOSOTROS De una vez y para siempre / terminemos con lo nuestro. / Unidos a lo de todos, / a lo de cada uno en soledad.
.

3 comentarios:

Marianma dijo...

Tenias razón; no estoy de acuerdo con este tu politikk comentario. Tengo que decirte, no obstante, que el no participar de tu idea ni invalida tu opinión, ni la mía. Por tanto te explicaré una vez más como entiendo la autonomía, no ya de Andalucía sino la autonomía en general de cualquier grupúsculo más o menos homógeneo, e incluso, la autonomía individual. No se trata, en mi opinión, de potenciar las costumbres o los usos folcloricos de la zona en cuestión, se trata de reconocer sin pudor ni verguenza, (que mermen las capacidades de los pueblos y los individuos) quienes somos. Se trata de vivir y desarrollarse sin tener que seguir las pautas marcadas por otros,
(por muy listos,y desarrollados que sean). Se trata de conseguir la supervivencia a nuestra manera, de gestionar nuestros recursos de la forma más apróximada a nuestra idiosincrasia, y no asumir sin más los procesos de otros como "lo único". Se trata de vivir y desarrollarnos, en nuestra esencia.
Nos importan los que vivimos en el Planeta, en Europa, en España, en Andalucía, en Granada, los que vivimos en la costa o en la montaña, todos somos iguales; PERSONAS, pero con realidades distintas, ¿por que uniformar la gestión?, ¿por que no ejercer la libertad de hacearlo cada uno a su manera? ¿por que es más interesante para tí la realidad de otros, que la tuya?. Las dos son válidas e interesantes. Las dos (todas) existen y son. No se trata de cerrarse a otras formas y dejar de aprender todo aquello que otros saben, se trata de hacerlo con conocimiento y con reconocimiento, desde la aceptación de tí y del reconocimiento de lo que puedes ser útil de los demás.
El paro,amigo mío, no depende de una persona, el paro es un fenómeno estructural que se deriva del sistema de economía de mercado. Andalucía es una zona muy extensa, con recursos limitados, con una población tradicionalmente poco formada, y con poca iniciativa para arriesgar (debido en gran parte al caracter latifundista, y a la concentración de capitales que no se han invertido o que no se han movido en nuestra tierra). Se ha fomentado la pobreza y la ignorancia. Todo esto provoca otro tipo de paro, procedente del poco acceso a los avances tecnológicos, que hacen los procesos productivos más competitivos y rentables.
Esto amigo Polo, hay que reconocerlo y arreglarlo; con la certeza de que podemos, aún cantando flamenco, aún durmiendo la siesta, aún bebiendo esos estupendos vinos, y sobretodo aún de sentir que en nuestra forma de entender la vida se hace imprescindible la alegría. ¡OLE!

Polo dijo...

Primero de todo, hay que decir: ¡Qué bien escribe Marianma! Es un placer leer sus textos, casi convence...

Migue dijo...

Lo que dice Marianma me parece muy acertado. Ahora, palabras como "esencia", cuando hablamos de comunidades o identidades colectivas... siempre pueden tener una explicación peligrosa.
El problema del "caso Estatuto" es que ha desvelado la crisis política en la que vive, si no la democracia española, sí la andaluza. Tenemos unos políticos incapaces de motivarnos y escuchar lo que realmente queremos que escuchen; y unos politicos que, a juzgar por las reacciones, no se toman en serio ni la abstención (Chaves por quitarle importancia y el PP por tomarlo como una crítica a la Junta). Y el mejor ejemplo de todo eso es Chaves, un señor que es el mejor ejemplo de los límites (bastante largos por cierto, casi 20 años?) de una democracia anquilosada. Y yo también termino con un "Olé"!