Bi Polar

sábado, 18 de abril de 2009

Confesión del prófugo



CONFESIÓN DEL PRÓFUGO



Lo confieso:

he vuelto a participar en la guerrilla urbana de la entrega.
He pasado mis armas de boca en boca;
he revelado mis contraseñas de espalda
a espalda;
he ocultado a confidentes y espías,
y era yo el que tachaba las firmas de los traidores.

Porque hierve en la punta en los dedos

el ansia de un mundo sin tutelas
y lejos de las leyes promulgadas para esclavos.
Porque, en la celda de los idólatras,
he sentido las torturas de la oscuridad
lejos de la süave monotonía del silencio.
Porque quiero y no quiero
denunciar las almas que dicen no
cuando les late una duda por las venas.

Ya confieso:

dejo de callar los datos del cómplice
pues ese soy yo.
Declaro la inocencia que me ha movido
a desear sin tregua y a buscar más allá
de labios sellados por chantajes.
Confieso que odio sobrevivir
y que vivir en libertad está reñido
con las calles señaladas por relojes.

Por todo ello

me proclemo rebelde y me declaro contrario
a que se extinga mi llama.



FIN DE LA CONFESIÓN

Paso el testigo de la lucha
a alguien cuyo rostro no he visto apenas
y confío en que este prosiga
la lucha contra la nada.


.

·

2 comentarios:

Bokis dijo...

He necesitado mucho tiempo para comentar algo sobre este entresijo de "ideas"; un tiempo inútil, porque no creo poder hacer un comentario a la altura.

Me quedaré con algo que ocncretamente me ha gustado y al mismo tiempo me ha hecho pensar...

"Una lucha contra la nada", suena tan desalentador y a la vez tan maravilloso. Si no hay nada contra lo que luchar, significa que... estamos la mayoría de nuestro tiempo perdiendo el tiempo, enfrentándonos a lo equivocado, persiguiendo cosas que terminarán por no darnos aquello que ansiamos (en estos momentos visualizo al típico tirano de toda película que se llevó lo más preciado que teníamos, pero no podemos culparlo, quizás debimos proteger mucho más aquello que adorábamos).

En fin... me encantan tus figuras literarias, me gusta que sean tan "Secretas". Un abrazo y me encantó leer algo así.

Superbokis :D

Polo dijo...

Ay, SuperBokis... Pensé en ti cuando se me ocurrió atreverme a poner esta entrada... Y no me has fallado. Ni en tu aparición ni en el contenido de tu respuesta. Un beso.