Bi Polar

domingo, 7 de junio de 2009

Es todo autovía / Highway all the way

.
Es La Frase. La de la España de los noventa para adelante. ¿Que no trabajas donde vives? No te preocupes: "Es todo autovía". ¿Que hay que recoger los muebles encargados en el polígono industrial? No pasa nada: "Es todo autovía". ¿Que hay que llegar hasta la casa rural de Sierra Revolcadores? No hay problema: "Es todo autovía". ¿Que tu padre padece una fea enfermedad? ¿Que te han quedado siete asignaturas (otra vez)? Bah: "¡Es todo autovía!". ¿Que no consigues sacarte el carnet de conducir? No te agobies, que, si no hay autovía, sin duda la habrá.



A veces creo que es, realmente, todo autovía, es decir, que se nos sirven los mecanismos para que, sin enterarnos ni cómo ni por qué, lleguemos a nuestro destino. Y así, con miles de artilugios que van desde el teléfono dienteazul hasta el filtrador de agua. Ni rastro del humanismo aquel que abogaba por saber -aunque sea un poco- de todo. Ni rastro de mecanismos secundarios.

Conducir por autovía es de más aburrido que me parece en la vida, tanto como el inteligente vídeo de "Autobahn". Cruzando la Península, me encanta salirme del autoviismo y aguardar así una sorpresa en un cambio de rasante o leer repetidas veces la matrícula del camión que tengo delante. Se trata de respirar algo de humanidad y de falta de prisas.

En otros lugares, sin embargo, todo no es autovía. El planteamiento es "¿Comunicaciones para los automovilistas o Rehabilitación para drogadictos?" Llegado el momento vital en que -casi fundamental en estos tiempos- se dispone de coche -supuesta garantía de cierto status-, el más común de los consumidores aprieta con decisión la tecla que dice "Comunicaciones para los automovilistas".

Aparte de anteponer la conservación intacta de sus bosques, en Noruega, por ejemplo, pasan otras cosas. Leo en EL MUNDO: A la vuelta de la esquina del banco central noruego, Paul Bruun toma una jeringa llena de anfetaminas y se la inyecta en el musculoso brazo. Dice que los 1.500 dólares que el Estado le da al mes le bastan para alimentarse y proveerse de drogas. Brunn, de 32 años, nunca ha tenido trabajo. "No culpo a nadie", alega. "El Estado noruego me ayuda todo lo que puede". Miren, por curiosidad, un mapa de carreteras de Noruega

Quería romper mi silencio bloguero con un tema poco sensualista. Lo he pensado muchas veces y todavía no sé si el Estado debería ayudar a toxicómanos -ellos- en vez de hacerlo con los automovilistas -yo-. Díganme qué opinan (una vez puestos en esa disyuntiva) porque yo no lo tengo claro.

...aunque hay que procurar que no se tarde tropecientas horas en llegar al pueblo. ...aunque estoy más bien por echarle una mano a drogadictos. ¿Que se lo han buscado ellos? ¿Que qué culpa tienen los demás? ¿Que...? Les dejo con la canción yonki más hermosa que he oído... y no es porque la cante alguien a quien Dios se le parece mucho.



12 comentarios:

theodore dijo...

Oh, qué bueno leerte!!

Supongo que lo ideal es un equilibrio entre desarrollo en infraestructuras y ayuda social. El caso del noruego este es tremendo, pero claro, si la ayuda social está, lo está para todos. Y el exceso de autovías/autopistas (y lo mal repartidas que están en muchos casos) da que pensar en la megalomanía tan propia de la clase política. Una buena red de carreteras es fundamental, pero seguro que en muchos casos lo podrían hacer con mucha más cabeza y no arrasar tanto en el proceso.

Y las carreteras "normales" son una delicia cuando no hay prisa, sin duda.

Qué bueno leerte!! (ay, eso lo dije ya, no?)

polo dijo...

Gracias, Theo. Has dado con los términos que buscaba, más breves y precisos: "infraestructuras" y "ayuda social".

También buscaba el nombre del cacharro ese que hace la comida, es superautomático, es realmente todo autovía porque no se sabe cómo te prepara los platos... ¿Cómo se llama eso? (Merde!).

Y es verdad que, en algunos lugares, sobran autopistas mientras que otros están bien faltos.

A veces pienso en una hipotética desaparición del tráfico rodado (se acabará el petróleo o se viajará volando con alas) y se me ocurre preguntar qué harán con las carreteras, autovías, autopistas, vías rápida, etecé.

Qué bueno leer comentarios.

theodore dijo...

Thermomix??

polo dijo...

¡Corrrrrecto! (Gracias)

Breckinridge dijo...

"We know Major Tom's a junkie".

El otro día leía un artículo en The Village Voice sobre "el derecho a ser toxicómano", en el que unos yonquis decían que si hay "gay rights" tiene que haber "junkie rights". El artículista, muy bueno, daba la razón a los yonquis hasta que al final afirmaba que la diferencia está en que los yonquis han elegido serlo y los gays no. Algo que, por otra parte, yo no tengo tan claro. Porque quizá yo no haya elegido ser homosexual pero la mayoría de los yonquis eligieron el primer pico, pero los demás ya no. Fascinante el tema, nos daría para hablar horas y horas. Porque yo soy muy puritano respecto al consumo de drogas, pero me encanta hablar de ello.

"Es todo autovía" va a ser sustituido en poco tiempo por "se llega en AVE", que es intrínsecamente mejor pero igual de enervante, sobre todo porque refuerza el centralismo madrileñista de nuestra España, ya que todas las líneas de AVE empiezan y acaban aquí (o pasan por). Y conste que soy de Madrid y nada sospechoso de regionalismos.

Dices en tu respuesta a Theodore que "A veces.... sobran autopistas", y al leerlo me he acordado de aquella rima que Jaime Morey llevó a Eurovisión: "A veces, hasta sobran las palabras cuando se trata de hablar, sensillamente de amor". Cómo me acuerdo de Jaime Moreu es algo que no acierto a comprender. De verdad que lo peor de todo c'est moi.

Espera, espera. Esa rima la cantaba Braulio, la de Jaime Morey era "Amanese, el sielo se nubló para nosotros". Lo dicho, lo peor, c'est moi.

Lo malo de que postees es que te pedimos más. Oye, ¿qué es un teléfono dienteazul? ¿Merece la pena que lo guguelee o mejor espero a que me lo cuentes?

Bienvenido de vuelta!!

theodore dijo...

Quillo, el bluetooth.... :-)

Qué miedo Jaime Morey.

theodore dijo...

Por cierto, Polo, pon los comentarios con la hora de Madriz que los tienes con la de...Saskatchewan, por lo menos, je je.

polo dijo...

Ja, ja, Breckin´: se llega en AVE. Ese será el próximo dicho popular y espero que nos llegue y entonces quizá se plantee qué hacer con tanta carretera ...cuando -por fin- haya menos vehículos.

Empezando por la misma palabra, la toxicomanía tiene un punto de fascinación. Es verdad que, a los pocos picos, ya no se elige. Y me gusta la frase de Kurt Cobain (uno, tan poco sospechoso de grungismo): que lo peor que se puede hacer en la vida es ´glamorize drugs´. Me imagino que llega a ser una representación del infierno que supera a todas las de Dante.

Estaba deseando terminar de leer tu comentario para dármelas de diplomado de Peorcismo y decirte que no, que no es Jaime Morey sino el gran e inimitable Braulio, que cantaba "Sobran las palabras" en un jardín de chalete setentero que lo decía todo. Inolvidable videoclip.

Y me acuerdo que, una vez terminado aquel Festival (obsérvese la mayúscula), decía una crítica: "También sobraba la música"

En Jaime Morey no estoy tan puesto. Habrá que espabilar.

Gracias, Theod, por tu apunte bluetooth. Y, sí, es que, con la hora, sale mi punto procanadiense. ¿Es fácil cambiar la hora? Lemme know...

theodore dijo...

Configuración - Comentarios - Formato de hora de los comentarios.

De nada. Buena semana :-)

Breckinridge dijo...

Soy lo peor, mira que le di vueltas a lo de dienteazul e imaginaba que sería una oferta de movistar que se me había escapado. Si es que no estoy a lo que estoy.

Braulio y Jaime Morey son muy fuertes. Si es que lo mío es de traca.

Juan Pablo Herencia dijo...

De Córdoba a Lucena hay autovía, una hora de camino de puerta a puerta, y el peligro de dormirme al volante y morir por ir a uno de los círculos más absurdos del infierno de Dante.

De "dejarse llevar" sabemos los dos, de la ley que impone el deseo (que no es un tranvía, es un AVE que arrasa tanto con la máquina en sí como con las obras que necesita), de probar y luego no saber/no poder/no querer parar.

Si se puede hacer algo para frenar el último golpe de la dictadura del deseo (sólo el último), yo no dudo en ir a mi destino por una carretera secundaria que, además, me mantendrá despierto (por aquello de la iluminación y el despertar, ya sabes).

Por cierto, gracias por usar los parecidos razonables Bowie-Dios. Anoto el guiño y prometo devolverlo.

Suerte, bro.

Bokis dijo...

Antetodo... nos encanta que nos hayas deleitado con un nuevo "dilema vital". Es siempre un placer leer algo nuevo en la red.

Los temas seleccionados(yo siempre tirando por mi lado musical) me parecen muy propicios, y en cuanto a la temática planteada, estoy completamente de acuerdo con que lo ideal sería el equilibrio...pero.. ¿cuándo se ha logrado lo ideal?.

Si no tenemos buenas comunicaciones, nos quejamos, si lo que nos estorba es encontrarnos en nuestras calles individuos que no saben dónde pasar su "vida", nos quejamos, si los ayudamos, nos quejamos, si vemos que el Estado gasta demasiado en carreteras y están todo el día en obras....(cosa que interrumpe la "via libre a toda velocidad en otra carretera") nos quejamos... y así eternamente el ser humano, como "Ser quejica por naturaleza", nunca estará conforme con nada de lo que le hagan (sea para hacerle un bien o no) pues... siempre habrá una MANERA MEJOR DE HACERLO.

Y no, no soy tremendista, ni realista, pero creo que he conocido a unos cuantos "humanos" y sé de lo que hablo...

Un abrazo y espero que no tardes en publicarnos algo más.

Bokis.