Bi Polar

sábado, 20 de marzo de 2010

El diario de Carlos Berlanga o Ventajas de viajar solo / Carlos Berlanga´s Diary or The Advantages of Travelling Alone

.
Les presento una faceta del sensualista que tomó cuerpo el año pasado: el viaje en solitario de forma consciente y deseada. Hablamos de dos ventajas de las bastantes que tiene viajar solo:
a) ir a sitios a los que acompañaría muy poca gente y
b) poder escribir un diario con tranquilidad.

Todavía muy actual la nostalgia de Uruguay y Buenos Aires -aquí suenan tangos sin parar, de Malevaje, de Daniel Melingo, de don Carlos-, se reviven lugares visitados que, probablemente, no se habrían conocido de ir en pareja o en grupo.

Uno de esos sitios para los que costaría encontrar compaña (apropiada) -pocas horas antes de coger ¡tomar! el avión a Montevideo- fue la exposición Viaje alrededor de Carlos Berlanga, dedicada al polifacético artista madrileño y que se ha mostrado en la Sala de Exposiciones El Águila. Ah, no se pierdan esta reseña popera y sus jugosos comentarios.

Todavía no se conoce lo suficiente a Carlos Berlanga (1959-2002), dandy huidizo y multiforme, o el personaje que podría haber sido el David Bowie español.

Dejando aparte su carrera con Kaka de luxe, los Pegamoides y Dinarama, solo les expongo un pequeña alusión: el primer concierto de toda la historia de Alaska y Dinarama -grupo archisimbólico de la colorista España de los 80- se celebró a la misma hora y en distinto lugar que el primer y mediatizado concierto de los Rolling Stones en Madrid, en 1982: toda una declaración de principios.

Los cuatro discos en solitario de Carlos Berlanga son únicos en el pop español. Por uniformes, por entretenidos, por variados.


Escuchen y opinen:

De El ángel exterminador (1990), con toques de Rafaella Carrá y de bossa nova



De Indicios (1994), ligeramente étnico



De Viaje alrededor de Carlos Berlanga (1997), el más tecnorro y fangoriero



De Impermeable (2001), el más indie



La ventaja b) de viajar en soledad es poder escribir un diario de viaje que a alguna gente le parecería tonto (eso dicen), a bastantes personas les resulta una pesadez (también lo han dicho) y que muchos considerían innecesario (así opina el propio sensualista). Estos días hemos estado releyendo el diario de este último viaje y confeccionando un bonito álbum de recortes, facturas y parafernalia recogida en diversos puntos del periplo.

A continuación les transcribo la parte del diario correspondientes a la visita de la exposición sobre el personaje.

...me encuentro andando Delicias abajo a la búsqueda de la Sala de Exposiciones El Águila (...). Tras la correspondiente pérdida de cinco minutos, veo la extraña construcción de la antigua fábrica de cervezas. Desde la calle se ve un cartel de la exposición, lo cual ya me prepara para sentirme especialmente sensible. Me parece mentira -no: más bien, un sueño- que se le dedique un 'Viaje alrededor de' a un personaje pop, underground, de alguna manera maldito y prácticamente desconocido para el gran público. No se me puede olvidar la frase de mi prima pronunciada hacia 1985 (cuando atronaba el "Cómo pudiste hacerme esto a mí" por todas partes): "Alaska no me gusta mucho, pero el Dinarama ese sí que está bueno".

Ya que el Dinarama ese se conviertió en un mito dentro de mi lista de Imprescindibles, caen las primeras fotos. Al entrar en el edificio, ya soy todo emoción con la estilizada y pálida figura de la chica recepcionista diciéndome que si me quiero incorporar a la visita guiada que acaba de empezar. Allá me planto ocupando los primeros puestos en plan estudiante empollón. Al principio se me hace un nudo en la garganta; de verdad: la actitud de Carlos Berlanga siempre la he admirado de forma extrema y sus dibujos y pinturas me cautivan, sobre todo, nada más verlos.

Transcurrido un tiempo, veo que los motivos que le guían están muy poco enmascarados: su picassianismo, daliísmo y chiricoísmo están demasiado presentes. Algunas obras -las que se enmarcan dentro de lo que el mismo artista define como tachismo- sí me resultan estupendísimas al igual que los simpáticos trazos de sus cómics.

Ahí está parte de mi vida joven: en las portadas de los vinilos de Dinarama, en las de los cedés de Carlos Berlanga en solitario, en los carteles de conciertos y demás literatura con diseños impecables y colores inequívocamente ochenteros.

Las explicaciones las da una delgada chica que, si no fuera por su esbeltez, podría presentarse a un concurso de dobles de Adriana Ozores y ganarlo en la categoría Jóvenes. La muchacha quiere agradar y sus menciones a "Carlos" son constantes, de manera que quiere dar la impresión de que lo conocía personalmente. Pero quien habla por ella es Pablo Sycet, artista colaborador de la troupe de Olvido Alaska y también comisario organizador de la exposición. Ya van dos veces que me han dicho que no se puede hacer fotos, pero ya llevo unas cuantas.

Estoy a punto de comentarle a la chica que resulta curioso que su "Carlos" retratara casi siempre a
chicas y a mujeres y casi nunca a chicos ni a hombres. Antes de irme de la Sala, hojeo el catálogo sobre la exposición, que está agotado. Lo habrán comprado todos los has-beens cuaretañeros que han sobrevivido a la movida para llegar hasta aquí.

El grupo que escuchaba a la guía era pa´ verlo. Exactamente eso: cuarentañeros que vieron a Alaska y Dinarama en directo y que ahora lucen cabelleras cuasi-rapadas para no parecer envejecidos. Al final, la chica pálida de la entrada me anota el nombre de dos librerías donde le han dicho que se puede comprar el catálogo mientros yo estoy pensando que a ella la han escogido con toda la idea porque parece una de las muchas modernas pálidas estilizadas que acabo de ver en los dibujos y cuadros y cómics de la exposición.

Pero uno también ha viajado muy agusto en compañía. En esas ocasiones, a veces ha escrito un diario con ciertas dificultades, y, otras, sin problema ninguno. En soledad no hay muchos obstáculos para ello. Pero quizá a ustedes les parece un engorro.

Díganme pues: ¿escriben ALGO en sus viajes? ¡Nada? ¿Ni postales? ¿O de todo menos postales? ¿Y ese diario? ¿Minucioso? ¿Irregular? ¿Qué? ¿Que de diario, nada? ¿Que ya no los escriben porque solo servía ocupar tiempo y espacio? ¿Que su blog lo ha sustituido? Ah, ¿que no viajan? ¿Que viajar en soltario es un aburrimiento? ¿Que prefieren las fotos? ¿Que no conocen el diario de Carlos Berlanga? ¿Que les ha gustado mucho cierta canción de este ar-tis-ta? ¿Que están deseando que termine?

Pues un sensualista que se (a)precie anota todo en su diario y, además, lo relee una vez ha vuelto de su destino. En esta última aventura, vean cómo lo ha garabateado en su cuaderno:

Así se las gasta el sensualista...
.


23 comentarios:

thefirstsquirrel dijo...

Qué letra tan bonita (y legible) tienes.

Podría comentar hasta hacerme sangre, pero me voy a cortar.

1.- Ya sabes que pienso que Berlanga, con Canut, es el mejor compositor de canciones que ha dado este país. Bebió de influencias muy dispares (Jobim, Vainica Doble, Chic) y recicló. Las letras, inteligentes y llenas de trucos, de Canut, fueron el contrapunto perfecto. Alaska sobra, pero encajaba visualmente en el invento y daba una fachada joven , moderna e inteligente.

2.- Berlanga era un dibujante fabuloso, pero, efectivamente, le faltó sacudirse las influencias que mencionas (te falta Cocteau en la lista, que si a algo se parecen sus dibujos es a los de éste). pero la heroína fue más fuerte que sus muchos talentos.

3.- Cuando estuve en Madrid hace un mes, tenía la exposición en mi "to-do list" pero al final decidí no ir. En realidad conozco todo el material (me faltaba Franxipane) y no me gusta revivir etapas pasadas. De hecho, me crujían los cuatro pelos con tu frase sobre los cuarentones rapados que habían estado en conciertos de Alaska. Yo no voy rapado, pero.....

4.- He escrito millones de diarios, están todos en cuadernos pequeños de bolsillo, viajan siempre conmigo, escribía en aviones ("cuando sobrevolábamos Key Biscayne...") y en todas partes. Pero lo dejé cuando empecé en el mundo del blog, donde no soy tan sincero como lo era en mis cuadernos, escritos con mi letra diminuta de psicópata (dicho por una psicóloga-grafóloga que sin embargo se quedó extasiada ante mi firma). Jamás en la vida se me ocurriría escribir un párrafo con forma de copa, me parece una maravilla. Ya he dicho que no tengo el más mínimo talento artístico. Eso sí, escribo a veces cartas largas y utilizo un rotulador de un color distinto para cada palabra.

5.- No me gusta nada viajar solo. Lo hice demasiadas veces en el pasado y aunque lo disfrutaba y tengo unos recuerdos bárbaros, prefiero compartir el momento.

Hoy ha entrado la primavera, hay 20 grados en la calle y un sol maravilloso, las ardillas están por todas partes desenterrando bellotas y cerezos y magnolios florecen. A pesar de todo, tu entrada es lo mejor del día. Este blog es maravilloso.

Polo dijo...

.
¡Ay, squirrel, cómo me ha gustado tu comentario! Es de lo más encantadores que ha recibido nunca esta especie de blog. Punto por punto e intentando ponerse a tu altura:

1. En los compositores que salen por parejas (Lennon-McCartney, Jagger-Richards, Tennant-Lowe, los meCano, Berlanga-Canut), siempre está el músico respetado por la crítica y "el otro", el popular/guaperas. Con estos dos se rompen los esquemas.

Canut es más friki, el de los Vegetales, Caligula 2000 y otros grupos raros hasta que dio con la gallina de los huevos de oro que es Olvi (con ese nombre aparece retratada por Carlos Berlanga en la exposición). Éste, al final, terminó por ser considerado el más exquisito. Creo que los dos se complementaban muy bien.

Berlanga dijo una vez que el punk estaba asimilado, pero que declararse fan del sonido Philapdelphia y de Donna Summer estaba mal visto por la crítica.
Me parece un gran compositor y ahí están las canciones de sus discos en solitario.

2. Es verdad que su faceta de artista plástico deja las influencias muy al descubierto. Quizá le faltó constancia (él siempre se tuvo por "un vago") más que abandonar costumbres poco saludables ...o igual sí tenía mucho que ver. Lo de Chirico era un poco vergonzoso -y lo digo con todo mi aprecio. Y sí: falta Cocteau.

3. No sé qué es franxipane. La tropa que iba con la guía... Uf, parecían sacados de un "Cuéntame" malo sobre los 80.

Nunca vi a Dinarama en directo. A Alaska tampoco la he visto nunca actuando -ah! pero sí lo que se dice en vivo: se sentó en la fila de atrás de la mía con todos sus acólitos en el concierto de Soft Cell en Leganés y estuve un rato
de charla con ella. Canut ni pestañeaba.

4. ¿No padecemos grafomanía? Lo mismo es así como se manifiesta el carácter psicópata. ¿Sustituir el diario por el blog? Lo decía un poco de broma y ahora resulta que es verdad.

5. Lo diré bajito: puestos a elegir, prefiero viajar en buena compañía a viajar solo. Pero, últimamente, ¿dónde está esa compañía dispuesta a pasarse dos horas en la exposición de un artista patrimonio de uno? ¿O preparada para entrar en tiendas de discos de las ciudades que se visitan? ¿O capaz de ir tres veces al cine en una semana en Montevideo?

Muchas, muchas gracias por tus elogios al blog. Me impulsan a seguir y a pasarme horas buscando música, imágenes e información que reflejen e-mo-cio-nes.

.

Zara dijo...

Como siempre, la entrada me supera. De hecho no he sido capaz de leer el fragmento de diario que has tenido a bien poner. Por eso mi comentario se saldrá por los cerros de úbeda, como siempre.
Viajar en compañía no significa viajar en bloque, creo yo. Yo he viajado de 1 a 35 personas. Viajar solo no está mal, pero prefiero viajar en compañía. Lo que pasa es que la compañía puede disolverse de vez en cuando. Es como cuando vas a multicines. Yo a veces he ido con dos amigas y cada una hemos visto una película distinta. Pues en los viajes igual. Mientras tú estás en el cine en Montevideo, tu compañía a lo mejor prefiere hacer algo que tú no quieres hacer. De hecho cuando viajé con 34 personas y teniendo en cuenta que iba donde me llevaban, a pesar de todo eso, siempre fui a mi aire, viendo lo que yo quería ver.
En cuanto al diario, sí he escrito alguno, pero no son muy convencionales. A veces ni llevo libretita. Voy cogiendo papelitos donde los encuentro, bares, oficinas de turismo, museos, monumentos, tiendas... y lo que escribo, supongo que tendrá coherencia, pero no te sé decir. Eso sí, tiene que ver con lo que voy haciendo en el viaje.

thefirstsquirrel dijo...

Franxipane fue el nombre de un dúo final que hicieron Berlanga y Canut, poco antes d el amuerte de carlos. Grabaron, que yos epa, una canción, instrumental y aritmo de Bossa Nova, que se llama Leblon. Deben ser todo códigos entre ellos. Si vas a la pagina web de la exposición, es la música que suena de fondo: http://www.viajealrededordecarlosberlanga.es/inicio.html

Marianma dijo...

De manera que Carlos Berlanga; "tanto monta, monta tanto". Quiero decir que lo mismo canta con Alaska, que solo, que pinta.
(Perdón por mi ignorancia "poperapictóricaochentera" ¡ji!)
Nada más llegar a Madrid te fuiste a ver la exposición de este prodigio de criatura; ¡no empezó mal el viajillo! ¿No?
Un matiz de significante; a los humanos que "trafican"(mos)en la década de los cuarenta se (nos)les llama cuarentones, no cuarentañeros. Siento tener que aclararte, Polo que la desinencia "ñeros", denota cierta expectativa de vigencia, que con la desinencia "ones" se termina, me explico:
[20-29] Veinteañeros; está todo por hacer: Vigencia máxima.
[30-39] Treintañeros; ya hemos hecho algo, queda rematar. Vigencia media.
[40-49] Cuarentones; lo que no hayas hecho ya, solo un golpe de suerte lo puede resolver. Vigencia mínima
[50-59] Cincuentones; (chungo) para sobrevivir, necesitas un golpe de suerte. Vigencia nula. Obsolescencia. En la reserva, (menos para trabajar).
[60-69] Sexagenarios: Para sobrevivir, necesitas un milagro. Reconocimiento de cierta sabiduría, fenómeno mitológico a observar (menos para trabajar).
Personalmente creo que expreso mejor la multitud de sentimientos que acaecen en mi persona, por escrito. Aunque también casco mucho jajajaja
(Llevo encerrada más de 60 horas, creo que se está agudizando lo mío, me voy a la calle aunque llueva, ¡cullonsis!)
"Mu" bonito todo, y muy curioso lo de las figuritas con textos.
Besicos.

polo dijo...

.
Rebienvenida, Zara. La idea no es que la entrada esté por encima o por debajo de vuestros comentarios. Toda idea vuestra es bienvenida.

Soy consciente de que este texto ha salido muy barroco, pero es que no he sabido resumir más.

El fragmento del diario está puesto con la letra pequeñita precisamente para que uno se lo puede saltar con toda comodidad. Incluye demasiados detalles y alusiones personales.

Lo que sí es curioso en él es una frase que recoge: No se me puede olvidar la frase de mi prima pronunciada hacia 1985 (cuando atronaba el "Cómo pudiste hacerme esto a mí" por todas partes): "Alaska no me gusta mucho, pero el Dinarama ese sí que está bueno".

Viajar en grupo es fácil para algunos y, para otros, una complicación si se pretende que todo el mundo esté agusto. Te lo dice alguien que ha estado en tres viajes de estudios con adolescentes aunque estos desplazamientos son muy particulares.

Uno también ha tenido miedo -miedo a un estado de ánimo de abandono- cuando viaja solo. Empecé el verano pasado a moverme en solitario por un sitio ajeno y... obtuve un buen resultado. Precisamente también porque conocí gente.

En esta ocasión ha ayudado el carácter acogedor de los uruguayos, amantes de la conversación amable.

Por otra parte, hay destinos como Libia o las Filipinas a los que estoy deseando ir y a los que no me atrevo a viajar solito por motivos de seguridad.

Cuando se está con más gente, me temo que hay que tomar decisiones, sobre todo, referentes al "¿Por dónde tiramos ahora?" y ahí no hay problema si uno se encuentra solo.

Un saludo, Zara, y espero que regrese vuestro blog.
.

polo dijo...

.
Gracias, squirrel, por tu información. Me gustaría escuchar a franxipane pero tan grupo fantasma es que ni aparece en goear ni en YouTube, y, al buscarlo en google, solo aparece en el texto "Limones" de tu magnífico blog.

En la página de la exposición no me suena música; quizá falte un plug-in o algo de eso.

Contigo, que te gusta tanto Carlos Berlanga, compartiremos que, cuando la movida (con perdón) estaba en pañales, compartieron grupo Eduardo "Parálisis" Benavente y Nacho "Mecano en la leche" Cano. Leí que se pelearon porque, cuando tocaba hacer versiones, uno estaba por los Rolling Stones y otro por Supertramp.

Y contigo también compartiré que no creo que exista un compositor cuyas canciones traten en más de un 50% de despechos y de que se rompe la pareja, no te quiero ver más. Como muestra, "No es el final", una maestra escondida en una cara B que seguro conoces.

Un abrazo, squirrel.
.

polo dijo...

Creo que tu comentario, Marianma, merece una nueva entrada en cualquier buen blog.

Empiezo diciéndote que no hace falta ser un experto en esta materia, sino que te guste la música modernilla y, lógicamente, ponerse a oír las canciones.

Carlos Berlanga tiene hasta un dúo con Miguel Bosé, el temita "El verano más triste", que también trata de forzar una ruptura: http://www.youtube.com/watch?v=lwWbP6dCE9Q "No esperes cartas este verano..."

También escribió canciones para Rafaella Carrá y para el disco Superestar, de Tamara (http://www.goear.com/listen/72a090e/amor-canibal-tamara).

Sí que andas muy erudita con los sufijos, jeje. Lo de cuarentañeros lo digo conscientemente pero mal porque aquel bizarro grupo de seguidores de la guía ya eran cuarentones mal que les/nos pese.

En tu párrafo sobre la vigencia de las edades aciertas de pleno en el fondo y en la forma (y en la gracia que tienes).

¿Hay alguna ventaja en envejecer, en pasar de una década a otra? Muy pocas si es que hay alguna. Envidiamos a los veinteañeros con toda la razón del mundo y a los treintañeros con bastante razón. Después sobreviene el cambio de sufijo,jeje. ¿Se puede decir cincuentañero? No, ¿verdad?

Las figuritas hechas con textos: se puede pulsar en los mismos textos includos en el blog y entonces se abre y se pueden leer. Tengo más figuritas con más textos, pero tú misma dices que también aquí hay un límite.

Nos vemos pronto y espero leer una entrada nueva en tu bloguis aún más pronto.
.

theodore dijo...

Maravilla de diario poloartístico. Pero qué bueno eres. Llevo años admirando tu letra, lo sabes, y esa manera de dibujoescribir tan particular. Leñe.

Berlanga ya sabes que no es mi taza de té, así que poco puedo comentar sobre él, pero tu crónica es estupenda. Anécdota: recuerdas "La Medina", supongo. Aquel bar tan moderno donde pincho Teodoro. Una vez hicieron una exposición Berlanguiana, con él repartiendo sonrisas y vicios, y en uno de los textos de un comic había una errata que se convirtió en parte de mi vocabulario instantanea-menete: el texto decía algo como "...pero su virtud era INGREBLANTABLE..." Creo que Ingreblantable hubiera quedado bien como título de su último disco, jajaja.

Soledad y Compañía...pues depende, cuando cualquiera de las dos apetece y se hace cómoda.

Este blog es maravilloso, sí.

Marianma dijo...

Creo que dada nuestra demostrada inmadurez; estamos creando tendencia. Si que vamos a poder decir cincuentañeros, ya que una vez cumplidos todos los requisitos sociales y familiares exigidos, que nos han tenido muy entretenidos, vamos a poner en marcha todo nuestro potencial creativo por tanto seguiremos jóvenes. ¿Vigentes?.... tambien, porque somos muchos (generación del baby boom)
Las figuritas se llaman técnicamente Caligramas.
Besicos

thefirstsquirrel dijo...

Tambien Berlanga y Canut le escribieron "Fuego" a Bose, que es estupenda, pero la discografica, CBS, obligo a cambiar la letra original, que era sobre la Inquisicion...

Sabia lo de Benavente/Nacho Cano y no me extranha lo de las influencias que cuentas. Siempre he pensado que Mecano sonaba, mas que otra cosa, a Supertramp, pero en barato. Aunque voy a empezar a cortarme a la hora de criticar, que luego me salen espontaneos que me revientan el blog. La primavera, que pone a la gente muy bruta, y en el mal sentido (y me incluyo).

thefirstsquirrel dijo...

Por cierto, Polo, en la página http://www.viajealrededordecarlosberlanga.es/discografia.html encuentras músicas inéditas de Carlos, entre ellas "leblon" de Franxipane. Está todo en formato Quicktime, es posible que por eso no lo oigas.

polo dijo...

.
Bueno, bueno, bueno_ viniendo de quien viene, tus elogios son de lo más halagador. A mí me salen unas entradas demasiado largas últimamente y eso también se refleja en el tiempo que se emplea en prepararlas.

Oh, que la música del ingreblantable Carlos Berlanga no sea saint of your devotion... Nada, cada uno a lo suyo. Una estupendísima canción suya -que suena en una película que, tal vez, se llame Dile a Laura que la quiero lleva por título "Tazas de té".

Oh, ah, el mismo Carlos Berlanga en 'La Medina'. Cuántas celebridades juntas; bueno, por lo menos, dos.
.

polo dijo...

.
Llegados a estas alturas de la película -quiérese decir de la vida- uno cree estar en el ajo, o sea, enterarse de las cosas mucho más -no necesariamente mejor- que hace veinte años y, sobre todo, piensa que tiene más poder de decisión y de influencia sobre los demás que en toda su vida anterior. Es una manera de marcar tendencias, Marianma.

Gracias por el palabro de la semana, querida caligramera.

Margaret Dumont dijo...

Muchas gracias por tus amables comentarios en mi rincón... ;)
La verdad, parafraseando a un amigo, cada día echo más de menos a Carlos Berlanga. Y a Antonio Vega, aunque más reciente, pero ya le empezaba a echar de menos en los últimos años y esto ya es otro tema.
Leyendo tu entrada sobre viajes, ¿has probado a escribir un diario de viaje sobre rincones de tu ciudad? Como cuando tratas de "usted" a los amigos por escrito, yo a veces intento fotografiar o escribir sobre lugares que conozco, haciéndome la desconocida.
Sobre viajar sola, totalmente de acuerdo, prefiero la buena compañía pero siempre gano "algo" cuando nadie me condiciona.
¡Saludos! ;)

polo dijo...

.
Gracias por tu visita y más por tu comentario, Mme Dumont.

Sí que echo de menos a Carlos Berlanga, a sus discos maravillosos. Lo tengo presente en los muchos recortes de prensa que guardo sobre él, entrevistas incluidas.

En la exposición de Madrid me pareció comprobar que no había demasiado material sobre el personaje. Es muy chulo cómo cuentas en tu blog la manera en que su familia vivía los últimos días de su existencia.

A mí también me encanta Vía satélite alrededor de Carlos Berlanga. Tanto que abomino de las canciones lentas, me tengo que rendir ante "Políticamente incorrecto".

Aquí se habla bastante de viajes. Lo de la ciudad propia lo tengo un poco guardado de la misma manera en que funcionan los sinónimos. Pero es buena idea la tuya. Creo que llegará el día de ese reportaje. Gracias.

En el blog se habla de ustedes para crear un poco de distancia: se supone que lo importante es el tema, no las personas. Pero en los comentarios todo se vuelve más humano y reaparece el tú y el vosotros.

De tu blog me gusta mucho la forma en que escribes y la cantidad de música que se divulga.

He buscado tu perfil por él pero no lo encuentro. Hay un canal abierto para que vosotros/tú preguntéis/preguntes y habléis/hables con más intimidad:
polosensualista@yahoo.com
Por eso, Margaret, te invito a escribirme ahí.

Me permito animaros a todos a visitar una pequeña o gran maravilla:
http://cadaunosurazon.blogspot.com/

Un saludo.
.

Margaret Dumont dijo...

No sé cuál es el emoticono (qué palabra tan horrible) para cuando una se sonroja jeje...
Te he añadido en mi lista de recomendaciones en el blog, mil gracias una vez más por tu amabilidad.

Margaret
margadelmonte@yahoo.es

polo dijo...

.
¡Carambita, Margaret! Después de incluir a mi admirado Serge Gainsbourg en tu blog, tú también te has ganado instantáneamente una mención en la lista de enlaces.
Estás hablando con un afrancesado.
Un saludo.
.

MARIELA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MARIELA dijo...

¿De verdad se puede viajar solo/a?

Yo lo veo de esta manera: o viajo con alguien o en grupo, o viajo con-migo. Me explico: creo que no es sólo una opción más sino un logro, una conquista y no todo el mundo puede. Yo no lo sé aún. ¿Razones? Son muchas, pero una es fundamental: es necesario llevarse bien con uno/a mismo/a, de lo contrario, es imposible o, más bien, insufrible. ¿Alguien ha conseguido desprenderse de sí? Dicen que para poder querer es imprescindible querer-se antes, pues aquí pasa igual. Sólo que lo hacemos al revés, como casi todo.

Tengo la sensación que la mayoría de los blogs invita a un viaje “con-uno/a mismo/a” y que como mucho, el autor/a del blog es quien se siente “agradecido/a” en la respuesta. Yo disfruto imaginando, mientras se me dibujan sensaciones extrañas que dan forma a esas rendijas que se abren tímidamente tras cada comentario que leo. Me recuerdan las imágenes que se elevaban dibujadas gracias al humo huidizo de los cigarrillos de las películas en blanco y negro ¡Claro, como no se respiraban ni mataban! Sólo adivinábamos los diferentes matices de los dos únicos tonos en juego, sin interferencias ni distractores, sólo los que la emoción nos permitía. Aquí pasa igual. Como no estamos condicionados por ninguna otra información...¡Cuántas corazas y ciudadelas sitiadas! Con todo mi respeto.

En este “viaje con-uno mismo/a” quisiera saludar a mis compañeros/as de vagón. Especialmente a quienes me han provocado una sonrisa, últimamente hasta sonora. Una mitad-gaditana “aparentemente seria” eso lo valora mucho y en estos tiempos más. Gracias Polo, por indicarme esta estación.

Alforte dijo...

Maravillosa entrada, compartimos pasiones Berlanga, viajar solo, visitar tiendas de discos cuando viajamos...
Enganchaito toy.
Bsote

iglecias dijo...

Hola me ha encantado el blog, soy seguidor de Carlos desde Dinarama hasta su carrera en solitario. Tengo todos sus discos, descargados soy de Mexico y nunca los pude conseguir. He buscado por doquier las imagenes del album "Via satelite.." para un tatuaje que me hare en el brazo... me pregunto si podras alludarme. Consegui unas imagenes en una pagina de Javier Aramburu pero son muy chicas y no se puden distiguir con claridad. Espero me puedas alludar. Muchas Gracias.

polo dijo...

.
Es sorprendente que, después de haber sido clausurado hace más de un año, este blog siga recibiendo visitas y hasta comentarios. Por ello y por ser de México, gracias, Iglecias quienquiera que seas.

Por desgracia, poco te puede ayudar (ejem) un sensualista a conseguir tatuajes berlanguianos. Dudo que cualquier otro españolito pueda echarte una mano en este tema, que el señor Carlos es un desconocido en su propio país.

En cualquier caso, estamos a tu disposición.
.