Bi Polar

domingo, 21 de enero de 2007

La vida sosegada o... / Quiet Life or...


Puede que sea el gran tema de la humanidad. Al menos, de la intelectualidad, que es lo que, supuestamente, nos distingue de los otros seres vivos.

Fácil: es el ser o no ser, la vida frenética o la sosegada, el mojarse o el no tirarse al agua. No se puede hablar en términos absolutos (ya lo sé: tranquilos). Hablemos de fases, etapas, pero también de personalidades más implicadas / entrometidas y de personalidades más respetuosas / apáticas.

Uno de los de las fases. Hoy toca el no tirarse al agua, pero el viernes (un poner) sí hubo intenciones de chapuzón. Mañana lunes repleto de curro, si uno pudiera, no saldría del cascarón.

DENTRO O FUERA DE LA PIEL Un día, alejarse de las ruedas monótonas / tras el tesoro misteriosamente inencontrable. / / Otro día, perderse en las telarañas quietas / de la frente que se agita en la quietud.

En plan más serio y general, ¿cómo ves tu vida, querido lector? ¿Piscina o interior? ¿Sala de cine o sofá con deuvedé? ¿nacional o extranjero?

[Tenemos a la vista un finde en la Región de Murcia, más bien centrado en Cartagena. Se aceptan consejos]

¿Salir o quedarse? ¿Hablar o callar?

¿Ser o apaga la radio?.


4 comentarios:

marianma dijo...

Lo que te vaya pidiendo el cuerpo (siempre dentro de los limites del respeto al resto de la humanidad; oooooobviamente), y la mente. Esto es fácil, si eres capaz de desprenderte de la culpa que supone darle cobertura a la carne. Que pasa, si ahora me complace el retiro espiritual y rozar los etereos caminos del espíritu y mas tarde mi interés se centra en desarrollar las habilidades deductivas de mi poderosa mente, o/y a su vez cometer con alebosia algunos de los pecados capitales... Que pasa eh?... pues yo creo que nada. Sencillamente que vives dando rienda de desarrollo a las tres vertientes de tu naturaleza humana. Y ya está.

Marianma dijo...

Por lo tanto; digo una vez más haz lo que te pida el cuerpo, que si te lo pide por algo es.
¡Ya!, ya se que no es tan simple, ni tan meridiano, ya se que hay que batallar con muchas exigencias familiares, sociales, morales y materiales. Pero, sí es bueno ir planteandose (a estas alturas de la película; ya que has hecho muchos esfuerzos por conseguir adaptarte al modelo ideal que la sociedad demanda, y que solo has cumplido algunos requisitos, y que te es practicamente imposible cumplir el resto),obviar el modelo social, y preocuparte por el modelo que propones tu, que ni conoces, ni te fías; que solo intuyes,y casi siempre con miedo. OOOOOMMMMMMM

coxis dijo...

yo ahora me encuentro en fase hogareña... salgo al cine o a cenar pero todo muy tranqui
Y si hace mucha rasca como parece que va a ser el próximo finde, que viva el chocolate a la taza Ram y el dvd

Radio? La Ser, indudablemente

En cuanto a tu viaje hay una bonita poesía que dice:

"Cartagena me da pena
y Murcia me da dolor
Cartagena de mi vida
y Murcia de mi corazón"

(Una poesía francamente contradictoria, yo no sé qué quiere exponer el poeta)

Migue dijo...

Yo estoy con marianma... Polo: lo que te pida el cuerpo pero siempre dentro de la realidad. Ahora bien, nunca digas que no a un viaje. Como decía D. Miguel de Unamuno (creo), viajar es la mejor medicina contra el nacionalismo... pero también contra otros males. A Carthago Nova pues!