Bi Polar

jueves, 26 de abril de 2007

Miénteme con sinceridad / Lie to me with sincerity

.
Cada vez tengo más firme la certeza de que Una palabra vale más que mil imágenes. Que una sola palabra inspira más sentimientos, reacciones, aromas e imágenes que una foto, limitada a una sola impresión.

Vivo por palabras, esto es, promesas, declaraciones, negativas.

Una relación (ya estamos otra vez) funciona como una empresa igual que me recuerdan los Pet Shop Boys en "Rent". Algunas de sus frases un poco recreadas...

Me vistes tú. Soy tu muñeco.
Me compras ropa. Me encanta.

Aquí estamos los dos, apoyándonos
en todo lo que vemos.
No me falta de nada. Qué fácil es.
Me compras de todo.

Pero ten en cuenta mis ilusiones y mis sueños
y el dinero que nos gastamos.
Te quiero porque me pagas el alquiler.

Me llamas por la noche por casualidad
y me regalas caviar.
Me llevas a un restaurante
y me hablas de lo importante que eres.

No nos peleamos nunca. Nunca contamos
el dinero que nos gastamos.
Te quiero porque me pagas el alquiler.

Te quiero porque me pagas el alquiler.
Qué facil es, qué fácil es.


Supongo que atrapamos el sentido irocínico de unas líneas que describen muchas relaciones. Así sí que es fácil.

Pero todavía no hemos llegado al fin de los sentimientos. No me refiero precisamente los de los lloros de los programas telebasura. Tengo la seguridad de que hay sentimientos insobornables.

Por eso... Miénteme, pero hazlo con sinceridad.
Dime que me quieres aunque sea mentira.
Puedes hacerme daño, pero mejor más tarde.
Suéltalo ya.
Le llaman amor.

LA TRAICIÓN DE LAS PASIONES
...Nada más desconciliar el sueño,
surge sobre mis ojos tu piel,
que -impasible y sonriente-
los reduce a llanto.


Dime las palabras que me alegran.

CODA: ¿Esto es egoísmo? ¿Honestidad brutal? ¿Alimento para el espíritu?.

3 comentarios:

WhoCelebrates.com | Let's know it.. dijo...

www.whocelebrates.com

Jesús Montoya Juárez dijo...

Quizás un poco de las tres cosas,

enhorabuena por el blog,

Jesús.

El Blog de nuestra clase dijo...

Enhorabuena por tu blog!! Ya he leido todas tus entradas con tranquilidad. Me decido a comentar en esta porque no estoy de acuerdo en lo de igualar las relaciones con los negocios. Si fuesen asi todas ¡qué horror!.